/ #Singularity University #InnoEnergy 

Invertir en energia eolica offshore

Hemos hablado mucho de invertir en futuro pero sin duda alguna una de las principales necesidades que tenemos como humanidad es el poder encontrar energías lo suficientemente limpias y, a la vez, que puedan cubrir la demanda creciente en energía.

Tenemos ya muchas fuente renovables, por ejemplo es el caso de Dinamarca que batió el récord mundial de producción eólica en 2014, obteniendo el 39,1% del consumo total de su electricidad gracias al parque de eólica offshore que dispone. Pero, el país continúa trabajando para superarse: “Dinamarca diseña el mayor parque eólico marino del mundo”.

energia eolica offshore Dinamarca

No es nuevo, sabemos perfectamente que los océanos contienen el mayor recurso energético del planeta y que, en mayor parte, permanece sin explotar. El potencial estimado de la energía eólica marina en aguas profundas sólo en Europa, Estados Unidos y Japón es de 7.000 GW, lo cual es 14 veces la capacidad instalada actual de la energía eólica terrestre.

Es de agradecer que para poder potenciar éste sector, ya tengamos entre nosotros interesantes propuestas como la startup de Barcelona, x1wind, que ha desarrollado una tecnología disruptiva para poder afrontar tales retos y, a la vez, reduciendo de forma significativa los costes que tienen estos parques de energía eólica offshore. Para ello, han innovado un diseño de aerogeneradores marinos y un sistema de amarre de un solo punto, lo que resulta en una solución rentable y escalable para aguas profundas.

x1wind aerogenerador marino

El concepto fue ideado en el MIT en 2012 por sus fundadores, y ya ha obtenido varios premios y reconocimientos de organizaciones prestigiosas como Innoenergy y Singularity University. En 2019, x1wind, anunció que había recibido 4 millones de euros en financiación de la Comisión Europea a través del programa Horizonte 2020 para desplegar el prototipo del PivotBuoy frente a las costas de las Islas Canarias. El prototipo les permitió poder validar que es posible reducir el peso de la plataforma hasta en un 80%, y los costes en un 50%, haciendo que la propuesta de aerogeneradores marinos sea mucho más competitiva, lo que allana el camino para alcanzar el objetivo de gastar sólo 50 euros/MWh en parques eólicos a escala comercial.